Henry Ford (Dearborn, Míchigan, 30 de julio de 1863 – 7 de abril de 1947) fue un industrial estadounidense, fundador de la compañía Ford Motor Company y padre de las cadenas de producción modernas utilizadas para la producción en masa. La introducción del Ford T en el mercado automovilístico prolífico que llegó al número de 161 patentes registradas en ese país. Como único propietario de la compañía Ford, se convirtió en una de las personas conocidas más ricas del mundo.

A él se le atribuye el fordismo, sistema que se desarrolló entre fines de los años treinta y principios de los setenta y que creó mediante la fabricación de un gran número de automóviles de bajo coste mediante la producción en cadena. Este sistema llevaba aparejada la utilización de maquinaria especializada y un número elevado de trabajadores en plantilla con salarios elevados. Si bien Ford tenía una educación bastante pobre, tenía una visión global, con el consumismo como llave de la paz. Su intenso compromiso de reducción de costos llevó a una gran cantidad de inventos técnicos y de negocio, incluyendo un sistema de franquicias que estableció un concesionario en cada ciudad de EE. UU. y Canadá y en las principales ciudades de seis continentes. Ford legó gran parte de su inmensa fortuna a la Fundación Ford, pero también se aseguró de que su familia controlase la compañía permanentemente.

Más en: The Life of Henry Ford

Wikipedia, la enciclopedia libre

Algunas frases de su autoría:

– Before everything else, getting ready is the secret of success.

– Don’t find fault, find a remedy; anybody can complain.

– Even a mistake may turn out to be the one thing necessary to a worthwhile achievement.

– My best friend is the one who brings out the best in me.

– Nothing is particularly hard if you divide it into small jobs.

– Obstacles are those frightful things you see when you take your eyes off your goal.

Más Frases en: Brainy Quote